Las plantas de interior son la mejor solución si queremos reconectar con la naturaleza y hacer nuestra casa o el lugar donde trabajamos un sitio más agradable y vivo. Y, sobre todo, de forma económica.

Las plantas de interior purifican y limpian el aire que respiramos, por lo que es más que recomendable que contemos con plantas en casa y en el trabajo, que al fin y al cabo son los lugares donde más tiempo pasamos.

Pero ¿qué pasa si somos unos/as negados/as para las plantas? ¿Tienes mala memoria o eres un despiste? ¿Viajas mucho y sueles estar bastantes días sin pasar por casa? No te preocupes. Te traemos 10 plantas de interior que son prácticamente imposibles de matar. Es decir, que tienen un fácil mantenimiento, un riego moderado y en definitiva, son plantas resistentes y muy fáciles de cuidar.

 

1.    Aloe Vera 

Empezamos la lista con una de las plantas de interior más famosas (y útiles) por excelencia. El Aloe Vera es originario del noroeste de África, pero es famosa por adaptarse muy bien al entorno doméstico, por lo que no es complicado proporcionarle un interior ideal.

aloe vera planta de interior

 

El Aloe Vera es famoso por su uso a la hora de cicatrizar y calmar heridas y quemaduras, además de otras propiedades tanto medicinales como embellecedoras. A pesar de adaptarse bien a interior, es cierto que esta planta de interior necesita mucha luz del sol. Como es una planta del tipo crasa, no hay que regarla en exceso, puesto que eso puede acabar con ella.

 

2.    Camadorea: Las palmeras también pueden ser plantas de interior

La Camadorea (Chamaedorea Elegans) es una pequeña palmera de origen mejicano que sobrevive prácticamente sin nada, por eso es ideal para principiantes que quieren introducirse en el mundo de las plantas de interior. Es, por tanto, muy fácil de cuidar y una de las palmáceas más resistentes, ideal para interior.

chamaedorea elegans planta de interior

Chamaedorea Elegans (vía The Palm Centre)

No necesita mucha luz, y la que necesita no debe ser directa. Con que esté en un espacio luminoso y con un riego moderado (dejando secar la capa superficial de la tierra cada vez) es suficiente, y tendrás un trozo de jungla en tu casa u oficina.

 

3.    Sansevieria

Esta es otra de las plantas de hoja que sobrevive a condiciones extremas. Por lo que, aunque seas la persona más negada para las plantas del mundo, podrás cuidarla. Tanto es así, que incluso no hace falta regarla en invierno. No necesita luz directa ni pulverizar sus hojas, ya que no es una planta originaria de ambientes húmedos.

las plantas de interior más resistentes

Respecto al riego, basta con dos veces al mes en los meses más calurosos y una (o incluso ninguna) en invierno. Eso sí, la maceta debe tener un buen drenaje que evite el encharcamiento, ya que el exceso de agua es letal para este tipo de plantas de interior.

 

4.    Violeta africana

No todas las plantas de interior tienen que ser exclusivamente verdes. También existe la posibilidad de aportar color a nuestra casa u oficina sin necesidad de mucho esfuerzo. Para eso, una de las plantas de interior ideales es la violeta africana. Es una de las plantas de interior más resistentes y más agradecidas que hay.

violeta africana flores y plantas de interior

 

Sólo necesita estar en un espacio luminoso (donde de el sol, pero no directamente sobre la planta) y tener un plato bajo la maceta para absorber el agua una vez al mes (nunca hay que mojarla por encima ni pulverizando agua sobre las flores).

 

5.    Arturio Rojo

Si las flores blancas y violetas de la violeta africana no le dan suficiente color a tu casa… ¡No te preocupes! Existe otra planta de interior que puede aportar más color y vida a tus espacios. El Arturio (Anthurium) rojo es muy fácil de mantener y es súper resistente.

arturio rojo y otras plantas de interior

Solamente necesita luz indirecta y mantener la tierra húmeda (sin llegar a encharcarla, por supuesto). También es buena idea ir pulverizando agua de vez en cuando sobre sus hojas para que no se sequen, pero de forma moderada y no con abundante agua.

 

6.    Aspidistra

La Aspidistra (Aspidistra elatior) es originaria de China y es una planta de interior extremadamente fuerte, por lo que puede sobrevivir prácticamente por sí misma. Tanto es así que puede estar en zonas sin luz (de hecho, el exceso de luz suele amarillear sus hojas).

aspidristra planta de interior

Aspidristra (vía www.crocus.co.uk)

Puede estar mucho tiempo sin recibir riego. Es recomendable regarla cuando la tierra superficial esté seca. Como tiene unas hojas bastante largas, estas suelen acumular bastante polvo, por lo que es interesante mojarlas por encima o incluso con un paño húmedo.

SÚPER TRUCO ADICIONAL: Si después de mojar sus hojas le pasas un paño empapado en cerveza, incrementarás su brillo.

 

7.    Cactus: Una de las plantas de interior por excelencia

Sería muy extraño hablar de plantas para interior y no mencionar a la planta superviviente por excelencia: el cactus. Esta planta, cuyo hábitat natural es el desierto (es originaria de América y África) puede soportar condiciones extremas de temperatura.

No sólo son bonitos y duraderos, si no que además, sus hojas tienen diversas capacidades. Se dice que pueden actuar contra los rayos de sol y también nos protegen de la radiación electromagnética que generan nuestros ordenadores y aparatos electrónicos (hay incluso una variedad llamada “cactus de ordenador”!). La tierra de la maceta tiene que permanecer seca entre los riegos y tienen que estar bien iluminados (y ventilados, a poder ser).

 

8.    Ficus Benjamina

La reina de la casa. Todas las distintas variedades de ficus llevan decorando las casas generaciones y generaciones. Obviamente no es casualidad, ya que necesitan muy pocos cuidados. La tierra húmeda es lo único que necesita, por lo que si está seca se tiene que regar (pero como siempre, sin encharcar).

Ficus Benjamina (vía Pinterest)

Y, por último, también es importante que tenga mucha luz (pero que no incida directamente sobre ella).

 

9.    Potus: Una de las más famosas plantas de interior

La planta de interior Potus (Epipremnum aureum) puede sobrevivir prácticamente sin nada, y es muy agradecida, por lo que es ideal para doomies. Esta planta colgante de hojas perennes puede eliminar hasta tres tipos de tóxicos distintos que están presentes en nuestra atmósfera y que dañan no sólo nuestra salud si no la del medio ambiente en general.

Potus mejores plantas de interior

Potus (vía Pinterest)

Sólo debe tener el sustrato o tierra húmeda y no necesita estar en un lugar luminoso. De hecho, cuanta menos luz le dé, mejor. Ya que, como hemos visto con la Aspidistra, la luz puede amarillear sus hojas.

 

10. Monstera Deliciosa (Costilla de Adán)

Tener una Monstera está de moda. ¿Por qué? Muy fácil: Esta planta tropical es bonita, es fácil de cuidar, y convierte cualquier espacio en una pequeña jungla.

Monstera (vía Pinterest)

La Monstera (o Costilla de Adán) es una planta trepadora ideal para espacios poco luminosos. Al ser originaria de la selva, es capaz de sobrevivir con muy poca luz. Eso sí, al ser tropical, necesita humedad en sus hojas algo a menudo. De nuevo, sin encharcar la maceta y moderadamente en cuanto al tiempo.

 

 

Existen muchísimas plantas de interior con distintas formas, colores y propiedades. Estas diez son perfectas si quieres iniciarte en el mundo de las plantas decorativas, pero no tienes ningún conocimiento o mano para ellas. Si aun así no logras que sobrevivan… Don’t Panic. Siempre puedes comprar un jardín vertical hidropónico con las mejores plantas decorativas que lo haga por ti!

plantas de interior para oficina

Jardín vertical con plantas de interior decorativas naturales de Optimus Garden