El consumo de la bomba que contiene el depósito de cada huerto y jardín vertical es mínimo y supone menos de un euro al mes.